¿QUÉ PRECAUCIONES DEBO TENER EN CUENTA AL SUBIRME A UN ASCENSOR?

Miércoles 20 de Septiembre, 2017

Por Juan Pablo  Leal, Administrador de Edificio Colour

Para que el uso del ascensor siga siendo tan simple como apretar un botón, es necesario tener en cuenta los cuidados que requiere su manipulación y la administración, por su parte, debe realizar oportunamente las mantenciones llevadas a cabo por personal capacitado.

El 21 de marzo de este año entró en vigencia la Ley de Ascensores que estipula que todas las comunidades están obligadas a hacer mensualmente mantenciones y certificaciones de ascensores, ya sea de uso industrial, en oficinas, centros comerciales o en viviendas. La certificación -que debe ser inscrita en el Ministerio de Vivienda- debe realizarse cada dos años en edificios residenciales y anualmente para el resto de las estructuras, mientras que las mantenciones deben hacerse una vez al mes. Los responsables de que todo esté al día son los administradores de los inmuebles.

Actualmente se estima que en Chile funcionan cerca de unos 30 mil ascensores.

¿Pero qué precauciones debo tomar o tener en cuenta al momento de subir a un elevador?

Para el usuario

-  Antes de ingresar, asegúrese que el ascensor esté al nivel del piso.

-  Si el equipo se detiene fuera de los pisos no trate de descender por sus propios medios, debe pulsar la alarma y esperar.

-  Está prohibido saltar o balancearse dentro del elevador. Mantenga siempre un estado quieto, ya que los movimientos bruscos con un peso importante puede desajustar el equipo.

-  Los niños deben viajar acompañados de un adulto y alejados de las puertas.

-  Los menores deben descender siempre delante de quienes lo acompañan.

-  No operar el equipo si la luz no está encendida o no tiene corriente.

-  Tenga precaución con el espacio que queda entre la pisadera y la loza (aproximadamente 1 cm) para que no caigan objetos en ese lugar ya que pueden generar alguna alteración en el cierre de las puertas.

-  No bloquee con la mano el sensor de cierre de puertas. Es recomendable apretar el botón que permite que las puertas no se cierren.

-  Los sensores son una cortina de luz que actúan cuando una persona u objeto traspasa la puerta permitiendo que ésta no se cierre. Sin embargo, suele ocurrir que algunos sensores no detectan el paso, por ejemplo, de una mascota con correa, ya que ésta última es muy delgada. Por lo tanto, se recomienda pulsar el botón para mantener la puerta abierta mientras ingresa la mascota al ascensor.

-  Ante un sismo o incendio que incapacite el uso del elevador, no se recomienda su uso. En caso que el ascensor esté en funcionamiento mientras se produce una emergencia, automáticamente en la próxima parada se abrirán las puertas.

-  Si se produce un sismo y la persona está dentro de un ascensor, el equipo se detendrá en el piso más cercano, ya sea subiendo o bajando, e inmediatamente quedará inhabilitado.

-  No intente forzar las puertas.

Para el propietario o administración del edificio

-  Realice mantenciones preventivas programadas del equipo. Si hay que contratar a alguien para esta tarea, debe ser un técnico capacitado. La mantención y certificación sólo puede ser realizada por empresas o personas jurídicas inscritas en los Registros del Minvu.

-  Sea riguroso en cuanto a las fechas de las mantenciones y lleve el  registro de ellas. Cada ascensor tiene su bitácora de mantención,  que debe estar disponible en la administración del edificio.

-  Los propietarios deben llevar también registro de las mantenciones y velar por el uso que se le dé al equipo.

-  Evite que en época de mudanza, el ascensor se use como montacargas porque puede sufrir serios daños. De hacerlo, hay que tener cuidado con la distribución del peso y que el tamaño de la carga no sobrepase el volumen máximo del equipo porque, de lo contrario, bloqueará el ascensor.

-  Los ascensores tienen un modo de reserva que permite que funcione independiente de las llamadas de otros pisos. Por lo tanto, es recomendable que cuando haya una mudanza se coordine con la administración del edificio para dejar un equipo en reserva y que el propietario de los enseres lo opere sólo desde adentro del elevador y así impedir que se vaya a otros pisos.